NEONATOLOGIA: PROCESANDO LA EXPERIENCIA DE DAR A LUZ

En la sala del Espacio Taller se presentó la obra NEONATOLOGIA; pieza teatral que se adentra en las primeras horas de un recién nacido y cómo aquello influye en la mujer.

¿Neonatología? Es parte de la ciencia pediatría que se ocupa del estudio y asistencia de los recién nacidos; pero veamos algunos datos históricos.

Era el año de 1956 en Chile y los doctores. Jorge Howard, Clara Román e Inés Ebensperger, y la enfermera Grace Thompson, con el apoyo de UNICEF, la Oficina Sanitaria Panamericana y la OMS, organizaron la primera unidad especializada en el cuidado de los recién nacidos en el Hospital Calvo Mackenna. Unos años después, en los ‘70; los pediatras chilenos Sergio Vaisman y Mario Ferreiro fueron a especializarse a EE.UU, y otros como Juan Pablo Beca en Inglaterra.

Chile se encontraba a su vez muy atrasado respecto a este tema.

Pero la obra, que es parte del Proyecto Puerperio, no ahonda en los antecedentes históricos de ésta ciencia médica.

En aquellos años, el enfoque principal estaba en la prevención de enfermedades mediante la promoción de la lactancia materna, el control de la temperatura y la higiene adecuada y, el cuidado de los recién nacidos se realizaba principalmente en las salas de maternidad de los hospitales y en caso de complicaciones, eran atendidos por pediatras o médicos generales, teniendo en cuenta que los recursos y técnicas médicas eran limitadas.

Hay que puntualizar que en Chile el 10% de los recién nacidos debe permanecer hospitalizado. Podría seguir hablando de NEONATOLOGÍA con datos mas y datos menos; pero centraré mis reflexiones en los sentimientos, en las experiencias compartidas adquiridas en eventos significativos similares. 

¿A qué me refiero?

Fui invitada al teatro para ver la obra NEONATOLOGÍA, montaje biográfico y documental que pone en escena las experiencias personales de cuatro mujeres, usando como espacio escénico la neonatología – sección hospitalaria dedicada al diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del ser humano durante los primeros 28 días de vida. La Neo, como la llaman en los servicios de salud, es también un espacio liminal entre la vida y la muerte. Es una obra estructurada en base a diálogos, monólogos y escenas que representan momentos claves en la vida de los personajes. Mi estadía en el teatro la sentía como una forma de terapia grupal y genérica, pues la sala estaba llena de mujeres. Muchas de ellas madres, que experimentaban sentimientos similares a lo observado en escena, y que provocó que más de alguna escapara una lágrima. 

Pero lo que me gratificó el alma y llenó de sentimientos positivos el corazón y, a modo de cierre perfecto para la función, fue el conversatorio final que se despliega siempre en el epílogo en estos casos. La compañía teatral Proyecto Puerperio, nos tenía preparado un conversatorio para la participación espontánea del público a compartir, procesar lo visto en escena, y hacer partícipe sus experiencias personales de una manera creativa y significativa, con todas las presentes.

Debo confesar que también me llegó y afectó la obra, pero porqué…?  

Confieso que en el año 2001 me diagnosticaron Angina de prizmetal, (vasoespasmo de las arterias coronarias) y en el 2002 con 38 años, quede embarazada, primipara añosa( decía la ficha) tuve diabetes gestacional, preeclapsia, amenazas de aborto y en el trabajo me discriminaron (lo pase mal), de hecho me suspendieron la licencia maternal, por no pago de mi empleador, pero bueno eso a más de alguna le ha pasado, el problema es que lo hice carne, y me altero la presión, la glicemia, incluso al término del embarazo algunos exámenes hicieron pensar a mi médico que podía tener Lupus     ( lo que faltaba) y yo, profesional de la salud, me pase por la mente todas las posibilidades que podía tener mi bebe, inclusive el uso de un marcapaso ( a veces los bebes de madres con Lupues, nacen con bloqueo cardiaco), y aterrada , comencé a buscar una clínica con Neonatología. Y ahora el nombre NEONATOLOGÍA, ya tenía otro significado, mucho más fuerte, mucho más profundo, podía significar el todo para mi bebe.

Alicia mi hija, nacía un 6 de enero (como regalo de reyes), a las 13:50, por supuesto en posición podálica, el parto salió bien, cerca de las 20:00 hrs, se la llevaron a neonatología, ese mismo día a las 21:00 tembló y yo que nunca había tenido miedo a los temblores, grité y lloré pidiendo a mi bebe. La matrona de turno, me dijo que no se podía, pero llegó otra, mucho más humana que me trajo a la pequeña Alicia, y ahí se quedó, con visitas de la Neo, pero siempre a mi lado.

Y ahora, 20 años después, me invitan a ver la obra NEONATOLOGÍA, una obra que me hizo recordar y traer al presente, mis emociones y dolores de ese entonces. Mi propia historia que me hicieron sentir dicha cercanía las actrices; que, en el conversatorio final, dejan de ser personajes y estar lejanas, distantes; para sentarse  junto a la audiencia a compartir testimonios, experiencias y, escuchar. Fui con mi hermana Carolina, ella es 20 años menor, pero también es madre, y como yo, sintió la obra muy cercana, vívida y fuerte. Mi sobrina nació en el hospital de Talagante, mismo lugar que es nombrado en la obra.( fuertes coincidencias digo yo)

En resumen, aprendí que una obra de biodrama cómo ésta trata realidades fuertes, reales, humanas, sensibles; hermosas también. Es un testimonio vívido para compartir, FUERTE Y HERMOSO. Y, qué duda cabe, muy recomendable.

FICHA ARTÍSTICA : Dirección: Eliana Furman. Dramaturgia: Eliana Furman en colaboración con equipo (Neonatología) Asistente de dirección: Daniel Marabolí

Elenco: María Luisa Vergara / Pamela Lizama / Carolina Castro / Daniela Picón Bruno. Diseño Integral: Lauda Gandarillas. Mapping: Catalina León Gandarillas

Asesoría artística: Muriel Miranda. Colaboradoras en investigación: 

Bárbara Figueroa / María Paz Fillol . Grabación Audiovisual: Álvaro Guerra

@proyectopuerperio

Por: SILVIA ROJAS NUÑEZ. Docente. Departamento de Enfermería Universidad de Chile.

Agregar un comentario

Your email address will not be published.

*